Buscar en este blog

miércoles, 8 de mayo de 2013

CREATIVIDAD ¿UN CRITERIO IMPRESCINDIBLE?

He tomado esta parte del material que publica la Consejería de Educación Valenciana, para que reflexionemos sobre este "requisito para el diagnóstico"...  LA CREATIVIDAD...
Intervención con el Alumnado de Altas Capacidades en Educación Secundaria Obligatoria. 
3.1.2. Inclusión de la creatividad en el constructo
De la misma forma que ocurre con la inteligencia y la superdotación, la creatividad es un constructo fuertemente ligado a la cultura popular que normalmente se vincula a la capacidad de efectuar producciones originales y novedosas. Desde los estudios y planteamientos clásicos se ha relacionado la creatividad con determinadas características de la personalidad y posteriormente, desde enfoques mucho más recientes la creatividad se vincula además con la cognición. 

Vimos anteriormente que las concepciones tradicionales de la inteligencia se centraban en los conocimientos adquiridos, la memoria y el pensamiento lógico, y que a partir de la nueva con- cepción de la estructura de la inteligencia que presenta Guildford se empezó a considerar la creatividad o pensamiento divergente como aspecto propio e independiente del pensamiento convergente.

 La creatividad abarca toda una serie de características no intelectuales como la motivación y ciertas actitudes, en el marco cognitivo es considerada como una forma de procesamiento de la información que da lugar a productos originales y de calidad. (Pérez y Domínguez, 2000).

En el ámbito de la superdotación autores como Renzulli (1978). Feldhusen (1986) y Sternbeg y Davidson (1987) han contribuido a considerar la creatividad como una parte esencial del constructo.
En el modelo de Renzulli (1978), la creatividad es uno de los elementos de su teoría de los tres anillos.
Por su parte Feldhusen (1986) considera que la creatividad es una consecuencia o resultado de la combinación de los distintos elementos que según su modelo componen la superdotación. 

Para Sternberg y Davidson (1987) la capacidad de dar en diferentes situaciones respuestas originales y novedosas es una de las características de la inteligencia superior.
También combiene mencionar que otros modelos no incluyen a la creatividad como componente específico de la superdotación, por ejemplo el modelo de Gardner (1999). 

En la concepción de la superdotación por la que se ha optado en este trabajo, se considera el alto rendimiento en formas de razonamiento de tipo divergente como una forma de excepcio- nalidad más, y aunque frecuentemente la creatividad está presente en los comportamientos y las realizaciones de los sujetos con altas habilidades intelectuales también existen casos en que no lo está.
Desde nuestra concepción amplia de la superdotación consideramos que existen sujetos con elevada competencia general que son creativos y otros, sin embargo, no lo son y resultan mucho más hábiles en formas de razonamiento de tipo convergente. También existen talentos específicos de además son creativos y otros que destacan por su dominio en un ámbito específico: matemático, verbal, pero sin llegar a dar muestras de elevada creatividad.
También, al igual que lo hacen Castelló y Martínez, (1998) consideramos la elevada creatividad como una forma específica de talento que se caracteriza por una muy alta capacidad exclusiva de esta forma de razonamiento, cuando el resto de aptitudes presentan un rendimiento que se sitúa en torno a la media. 

Considerar a los sujetos con altas capacidades o superdotados (en sentido amplio) como grupo diverso y a la creatividad como componente que puede estar presente pero que no debe ser considerado como requisito para la inclusión en el grupo, es un planteamiento acorde incluso con los modelos que más han contribuido a considerar a la creatividad como compo- nente esencial del constructo. 

Hemos visto que el propio Renzulli (1986, 1990) en diferentes revisiónes de su concepción original de los tres anillos, reconoce que existen diferentes tipos de superdotación la school giftednes o talento para tareas académicas en las que no esta presente el anillo correspondiente a la creatividad, y la creative-productive giftedness que caracteriza por la tendencia a efectuar producciones muy creativas. 

También, aunque para Sternberg la creatividad caracteriza a la inteligencia superior, reconoce, como hemos visto anteriormente, que existen diferentes formas de superdotación y que realmente hay pocos niños creativamente superdotados Sternberg y Lubart (1992), quizá, en su opinión, porque nuestra sociedad no les ayuda a reforzar el talento creativo que pudieran poseer.